• Latest News

    viernes, 29 de agosto de 2014

    Real Madrid: El Infierno De "El Santo"


    La carrera de Iker Casillas ha estado ligada, en su totalidad, a la portería del Real Madrid. Es ahí, bajo los tres palos del Santiago Bernabéu, donde el guardameta madrileño ha forjado su leyenda, se ha ganado el apodo de “El Santo”, y donde ha establecido su más preciado santuario futbolístico.
    Desde que debutara con el primer equipo blanco un 12 de Septiembre de 1999, nada más y nada menos que en “La Catedral” del fútbol español, en San Mames, Iker se ha convertido en un símbolo del madridismo y de la selección española.


    En sus 15 años como profesional, Casillas ha deleitado al mundo entero con paradas y actuaciones espectaculares. Sin duda alguna, sus números demuestran que es el mejor portero de la historia del Real Madrid. Pero esto no acaba ahí, muchos de los entendidos de este deporte afirman que el guardameta español es uno de los mejores porteros del mundo en la actualidad, y posiblemente sea el mejor de la historia de este deporte.
    Todos estos años, la situación de Iker Casillas en el Real Madrid ha sido idílica. Titular indiscutible para todos los entrenadores que con el paso de las temporadas han ocupado el banquillo merengue. Quizás, parecía una quimera ver a Iker sentado en el banquillo si no era por problemas físicos. Sin embargo, esa titularidad indiscutible de Casillas se fue al traste con la llegada al Madrid de uno de los personajes más singulares que habitan los banquillos de nuestro fútbol, José Mourinho.


    Podríamos decir, que esta llegada de Mourinho al Real Madrid, supuso el inicio de la etapa más dura de Iker como portero. Tal vez, supuso el inicio de un infierno para “El Santo”.


    El 22 de Diciembre de 2012, Mourinho toma la polémica decisión de dejar a Iker Casillas en el banquillo de La Rosaleda en detrimento del joven canterano madridista, Antonio Adán. Aquel partido acabó con derrota del Real Madrid por 3 goles a 2, pero lo que más debate creó no fue el resultado, sino la suplencia de Iker. A la siguiente jornada, Mourinho reculó en su decisión y optó por devolverle la titularidad al capitán blanco. Pero todo el mundo sabía que el portugués volvería a las andadas, y que aprovecharía cualquier mínima oportunidad para alejar a Iker Casillas de su hábitat, la portería. Y por desgracia, con la fatídica lesión de Iker propiciada por una patada fortuita de su compañero Álvaro Arbeloa, se produjo la llegada de Diego López al Real Madrid y la oportunidad que Mou estaba esperando.
    Iker entrenaba duro día tras día para recuperarse de la lesión y para volver a jugar, pero Diego López se convirtió en el portero titular para el entrenador portugués, y así fue hasta la marcha del luso tras su desastrosa temporada en el banquillo.


    Esta circunstancia volvió a reabrir el debate y a provocar una fuerte división entre el madridismo, que aún perdura hasta el día de hoy.
    La difícil situación a la que se enfrentaba Casillas, que incluso se planteó abandonar el club blanco, perecía que llegaba a su fin con la llegada de Carlo Ancelotti. Todo el mundo creyó que Iker volvería a ser la principal opción bajo palos del entrenador italiano, pero sorprendentemente, Ancelotti adoptó una decisión diplomática: Diego López jugaría la Liga e Iker Casillas la Copa y la Champions.


    Con esta decisión, se llegó al final de la temporada, y el Real Madrid se proclamó campeón de Copa y de Champions, curiosamente, los dos torneos que jugó con Casillas como titular.
    Este verano, el Madrid ha querido “acabar” con el debate en la portería. Diego López se ha ido, pero ha llegado Keylor Navas, la sensación de la pasada Liga y del Mundial de Brasil. La competencia es fuerte, aunque en esta ocasión, Ancelotti se ha decantado por Iker Casillas, que hasta la fecha, ha jugado todos los partidos oficiales. 

    Volvemos a ver sonreír a “El Santo”. Iker vuelve a la que siempre ha sido su casa, la portería del Real Madrid. El capitán blanco y de la selección, continúa luchando contra sus perseguidores, contra los que le llaman “topo”, contra aquellos que han olvidado que Iker ha levantado todos los títulos posibles, ganándose así, el respeto de todo los verdaderos amantes del fútbol. Esta vez no luchará solo, sino que lo hará con sus mejores armas, unos guantes, y en su mejor territorio, bajo los tres palos.



    • Blogger Comments
    • Facebook Comments
    Item Reviewed: Real Madrid: El Infierno De "El Santo" Rating: 5 Reviewed By: Carlos Garrido
    Scroll to Top