• Latest News

    jueves, 19 de febrero de 2015

    Los 10 mejores centrocampistas de la historia de la Champions.

    La Champions League es el gran torneo de clubes por excelencia, y para algunos (en los que me incluyo) el torneo futbolístico mas importante del mundo, por encima incluso del Mundial. Desde 1955 los mejores equipos de Europa luchan por lograr la ansiada orejona, dejándonos por el camino partidos legendarios. Sin embargo, hoy no vamos a centrar nuestra mirada en esos momentos históricos, sino que lo vamos a hacer en los hombres encargados de hacernos vibrar con su talento, los jugadores. Para ser mas concretos, aquellos que ocupan la posición de centrocampista. Y es que los equipos que logran dominar las áreas (tanto la suya como la del equipo contario) son sin duda equipos difíciles de batir, y que acabaran luchando por intentar cumplir los objetivos que se marcan a principio de temporada. No obstante, un equipo que se quiere mantener en la élite, que quiere ser grande, necesita de buenos centrocampistas. De nada sirve tener una buena defensa si el centro del campo es un coladero. No importa tener los mejores delanteros del mundo sino tienes jugadores que les manden balones. El fútbol nos ha enseñado que se puede ganar de muchas formas, incluso con un penoso medio del campo, pero todos sabemos que esto resulta mucho mas complejo. Por esa razón, este artículo pretende ser un homenaje a aquellos mediocentros que con su gran labor fueron fundamentales en la consecución de la Champions Legue por parte de su equipo. Antes de empezar me gustaría recordar que este artículo se va a centrar en aquellos jugadores que hicieron un gran papel en este torneo, sin importar que en el global de su carrera estén por debajo de otros jugadores que se han quedado fuera. 

    Gianni Rivera: El Bambino de Oro es considerado por muchos el mejor jugador de la historia del fútbol italiano. La leyenda del Milan causó impacto desde su llegada después de que el club rossonero le fichara con tan solo 15 años y pagando por él una cantidad estratosférica para la época. Mientras que por toda Italia se extendía el catenaccio (las dos Copas de Europa que Rivera ganó con el Milan las logró bajo las órdenes de Nereo Rocco, el encargado de importar el famoso estilo defensivo a Italia) Rivera aportaba elegancia e inteligencia al fútbol del Milan y a pesar de estar acompañado por el mítico Schiaffino, el uruguayo vio hasta el mismo podía quedar a la sombra de un talento como el de Rivera. La primera Copa de Europa de Rivera y del Milan, llegó en 1963, cuando Rivera solo tenía 20 años, tras vencer 2-1 al Benfica. Rivera fue clave en la final tras asistir a José Altafini en los dos goles del Milan. Gianni lograría su segunda Copa de Europa en 1969 en el Bernabéu ante el Ajax de Cruyff, el cual todavía soñaba con ser campeón. El resultado fue un contundente 4-1 en el cual todo el mundo estuvo de acuerdo en que Rivera, jugando en la posición de 10, realizó uno de sus mejores, y mas dominantes y brillantes partidos de su carrera. 

    Frank Rijkaard: Aunque siempre habrá discusiones sobre cual es el mejor equipo de la historia, no se puede negar que el Milan de Sacchi es uno de ellos. Fue el propio Sacchi el que no solo trajo al ya campeón de Europa con Holanda a Italia, sino que decidió cambiar su posición de central a centrocampista en donde se vio el verdadero potencial del holandés. Y es que Rijkaard era la perfecta combinación de la famosa belleza del fútbol holandés y del rigor táctico del fútbol italiano. Organizaba, recuperaba y atacaba. Casi podría decirse que Rijkaard era el paquete completo y con él el Milan dio el salto de calidad que necesitaba para proclamarse campeón de Europa dos años consecutivos. Cuando la era Sacchi terminó, Rijkaard volvió al Ajax reconvertido en central de nuevo debido a que su físico ya no le daba para ser el todoterreno del Milan y a la calidad de los jugadores del Ajax de tres cuartos hacia arriba, para convertirse en campeón de Europa de nuevo, irónicamente contra el Milan. Tristemente Rijkaard siempre estará ligeramente en la sombra de estos títulos al estar rodeado de grandes jugadores (Van Basten, Gullit, Kluivert,…) y de grandes entrenadores (Sacchi y Van Gaal).      
      

    Didier Deschamps: Dos veces campeón de la Champions, y dos veces subcampeón. Su palmarés no servirá de escusa para algunos, pero Deschamps fue el líder indiscutible del Olympique de Marsella (convirtiéndose en el capitán mas joven de la historia en ganar dicho campeonato) y uno de los jugadores clave de la Juventus que logró jugar tres finales consecutivas. Ciertamente no se puede negar que Deschamps no estaba a la altura técnica de muchos de sus compañeros, pero precisamente Deschamps es un ejemplo de como un jugador inteligente puede valer mas que un malabarista del balón sin cerebro. Todo lo que no sabía hacer con los pies (que tampoco era poco, no vayamos a decir que era un inútil) lo compensaba con una excelente lectura del juego, anticipándose a sus rivales, dosificando energías, y trabajando todo lo duro que podía aunque sabía que los Inzaghi y compañía decidiesen el partido en el área contraria.  
                    
    Clarence Seedorf: En 1995 el Ajax lograría el último gran éxito holandés en la máxima competición con un equipo lleno de jóvenes promesas en la que un tal Clarence Seedorf ocupaba un puesto en el medio del campo. El entonces desconocido jugador holandés, acabaría ganando tres Champions League mas, con dos equipos diferentes, Real Madrid y Milan. Su llegada al Madrid llegaría de la mano
    de Capello el cual quedó maravillado con su rendimiento en la Sampdoria. Aunque Capello no estaría el año siguiente en la consecución de la séptima, el talento de Seedorf le permitió seguir siendo titular con Heynckes. Tras discrepancias con la directiva del Madrid, Seedorf volvería a Italia donde jugaría en el Inter hasta fichar por el Milan, club en el que se convertiría historia viva del equipo milanés. Seedorf lograría el título en 2003, el subcampeonato en el 2005 (la famosa remontada del Liverpool) y el título de nuevo en el 2007. Seedorf fue titular en todas esas finales. ¿Qué hacía que Seedorf estuviera siempre ahí? Simplemente era un mago del balón que hacía que los pases difíciles se vieran fáciles. Para colmo, Seedorf fue mejorando con los años, y mientras aún conservaba su calidad, ganó presencia sobre el campo a la hora de dirigir al equipo y no solo sumarse a la hora de atacar. Su envidiable físico podía haberle permitido seguir jugar con el Milan en Europa, pero el holandés decidió irse a Brasil para iniciar mas tarde su carrera como entrenador. 

    Xavi Hernández: El único de nuestra lista que todavía está en activo como futbolista. Xavi no solo ha vivido el resurgir del Barcelona tras su terrible racha de títulos a principios de siglo, sino que ha sido una parte fundamental del crecimiento del club culé. Por el Barcelona han pasado estrellas, entrenadores, y jugadores llamados a sustituirles, y Xavi se ha mantenido en el once titular hasta estos últimos años en los que la leyenda culé esta al borde del retiro. El jugador catalán estuvo en las tres últimas Champions ganadas por el Barcelona, ocupando una importante posición dirigiendo al equipo, caracterizándose por hacerlo sin nervios y con sobriedad. Xavi es uno de esos centrocampistas que pueden manejar el balón como quieran. Pase en corto, pase en largo, proteger el balón, enviar la pelota a la escuadra rival,...Un lujo para cualquier equipo. Aunque Xavi no anotara el gol decisivo en París, aunque no anotase el gol de Stamford Bridge, aunque no tenga los records de Messi, este Barcelona que ha reinado en Europa, no hubiera existido sin Xavi Hernández. 

    Michel Platini: Aunque Platini es uno de los jugadores menos laureados de nuestra lista en cuanto a Copas de Europa se refiere (solo ganó una), no se puede negar que Platini ha sido uno de los mejores de la historia y durante años, una de las mayores atracciones de la Copa de Europa. Y es que su visión de juego y su habilidad ante la portería, no se merecen menos.  Esto último es lo que mas destaca de Platini, ya que no solo era uno de los mejores jugadores del centro del campo de la Juventus de los ochenta, sino que también era de los máximos goleadores del equipo. En la Champions 84/85 que ganaría la Juve, Platini anotaría 7 goles en 9 partidos, incluyendo el gol de la polémica final ante el Liverpool en Heysel. Un gol que lleno de controversia ya que la celebración de Platini ofendió a muchos después de la tragedia que se había vivido antes del partido. Platini también fue subcampeón de Europa en 1983, temporada en la que la Juve cayó ante el Hamburgo. 

    Booby Charlton: Tras clasificarse para las semifinales de la Copa de Europa, el Manchester United parecía que podría convertirse en el primer club inglés en lograr el campeonato continental, a pesar de las reticencias de la FA, la cual no era muy admiradora del torneo. Por desgracia, el 6 de febrero de 1958, el avión del United que había hecho escala en Múnich en su viaje de vuelta a Inglaterra, sufrió un terrible accidente en el que fallecieron ocho jugadores del Manchester United. El mundo del fútbol quedó en estado de shock, pero de forma totalmente admirable el United se acabó reponiendo a la tragedia con el paso de los años alrededor de uno de los supervivientes del accidente: Bobby Charlton. De excepcionales habilidades ofensivas, excelente control de balón y gran remate de larga distancia, y con una extraordinaria regularidad durante su carrera. El momento dorado de la carrera de Charlton llegaría 10 años después del desastre de Múnich cuando el Manchester aniquiló al Benfica en Wembley por 4-1 y proclamarse así campeón de Europa, en un partido en el que Charlton anotó el primer y el último gol. 



    Zinedine Zidane: Durante años pareció que Zidane sería una de esas leyendas que a pesar de haberlo ganado todo se le iba a acabar resistiendo el premio gordo, la UEFA Champions League. Tras hacer un buen papel con el Girondis tanto en Francia como en la UEFA, Zidane fue fichado por el entonces campeón de Europa, la Juventus. Su habilidad técnica de personaje de dibujos animados, su visión de juego y magistral conducción del balón, hizo que la Juventus no se le quedara pequeña, y en su primera temporada Zizou ya estaba jugando como titular en la final de la Champions. La Juventus cayó derrotada ante el Dortmund, al igual que lo haría el año siguiente ante el Real Madrid. Irónicamente Zidane tuvo que irse a ese mismo equipo para poder lograr el ansiado título, el cual no puedo llegar de mejor forma. Tras una temporada sensacional, Zidane anotaría el gol de la victoria con un precioso gol de volea que no es necesario que se describa ya que es de sobra conocido por todos. Finalmente la carrera de Zidane en Europa no acabó de forma tan buena tras el inicio del declive del Madrid de los Galácticos. 
     
    Fernando Redondo: Sin duda uno de los jugadores mas infravalorados de todos los tiempos. Aunque el jugador argentino ya era un titular indiscutible en la Champions que el Real Madrid logró en 1998, Redondo vivió su temporada de gloria en la temporada 99/00. El Real Madrid estaba pasando por una crisis interna que acabaría con un cambio de presidente a final de temporada, sin embargo Redondo, Raúl, McManaman, y el resto de estrellas del equipo, hicieron un esfuerzo para salvar la temporada de la mejor forma posible. Aunque el momento estelar de Redondo ese año fue su jugada del taconazo en Old Trafford, su gran temporada no se puede reducir a eso, teniendo un papel vital en la final contra el Valencia anulando el juego del equipo del Turia. Gran centrocampista que tan rápido te podía conducir la pelota hacia el área rival, como empezar a bregar contra los jugadores rivales por la posesión.  

    Johan Cruyff: Poco se puede decir que no se sepa ya. Su fama internacional de futbolista elegante, de pies ligeros y bien dotado técnicamente es mas que merecida. Creador de juego, lanzador y marcador, todo reunido en un mismo cuerpo. Tal vez su mayor hándicap durante toda su carrera ha sido su físico, el cual se consideraba endeble desde sus comienzos. Tanto el Ajax como Holanda marcarían un antes y un después en el fútbol bajo su batuta. Esa gran era del fútbol holandés se encumbró con tres Copas de Europa consecutivas, en donde Cruyff destacaría principalmente en la segunda de ellas, ya que el Ajax el título con dos goles suyos en la final. Las grandes noches europeas de Cruyff prácticamente se acabaron tras su marcha del Ajax, ya que en el Barcelona apenas probó las mieles del éxito hasta que se convirtió en técnico del conjunto culé.                         



    Carlos Arteaga

    Madrileño con espíritu euskaldun. Deportista. Falso torpe. Hablo euskañol.

    Website: YoSíSéDeFútbol: Tu Blog de Fútbol.

    • Blogger Comments
    • Facebook Comments
    Item Reviewed: Los 10 mejores centrocampistas de la historia de la Champions. Rating: 5 Reviewed By: Carlos Arteaga
    Scroll to Top