• Latest News

    viernes, 20 de marzo de 2015

    Papá: Gracias por compartir conmigo la pasión al deporte

    Papá e hijo apoyando a la selección de Brasil
    Habremos muchos que no tuvimos casos en los que nuestros papás nos inculcaran la pasión por los deportes desde pequeños, simplemente nos encontramos con ella en el camino. O quizá sí la aprendimos de ellos indirectamente. Yo, en lo personal, no crecí con mi papá hablándome de fútbol día y noche, o diciéndome que no me podía perder de ningún partido, o que me tenía que unir a algún equipo en el colegio. Pero sí crecí viendo como él se iba todas las tardes a jugar al fútbol, y con historias de que tuve un tío que fue seleccionado guatemalteco en los años 70, y también observando como mi papá se preocupaba por dejar la videograbadora lista para grabar todos los partidos que no iba a poder ver de aquel mundial de fútbol al que, con 11 años, le puse interés por primera vez (Mundial de Corea/Japón 2002). Entonces quizá sí aprendí a querer este deporte gracias a mi papá sin que él lo notara o lo hiciera a propósito; él ayudó a incentivar esta pasión que yo ya traía guardada.

    Más allá de todo, me haya inculcado el gusto por el deporte o no, le doy las gracias por aceptar y compartir esta pasión tan hermosa conmigo, por vivir los partidos conmigo y por sufrirlos conmigo, por celebrarlos conmigo y por quedarnos hasta sin hambre al momento de una derrota. Y aunque no me haya enseñado a ser madridista, gracias también por compartir la afición por el mismo equipo. Le estoy eternamente agradecida porque no fue un papá que me forzara a ser amante de los deportes, sino por haberme dado la libertad a que yo escogiera este camino por mi cuenta y decisión; a que yo poco a poco aprendiera a disfrutar los partidos y a querer comunicar sobre ellos.

    Una cosa que sí adquirí de mi papá fue ese agrado peculiar por el tenis. Fue con él con quien vi mis primeros partidos, me enseñó las reglas básicas y me ayudó a entenderlo, y luego ya no había quien hiciera perderme de algún partido de aquel torneo de US Open.


    Por todos aquellos papás que 'sin querer queriendo' nos transmitieron un gran encanto por los deportes y aún más una gran efusión futbolera. Por todos aquellos que nos apoyan, aunque en algún momento quisieron que fuéramos abogados o doctores o arquitectos, y terminaron por reconocer que lo que habían criado era un amante del fútbol que viviría para este con locura y furor; sí para todos ustedes, que hayan pasado un increíble Día del Padre. ¡Abrazo de gol!
    • Blogger Comments
    • Facebook Comments
    Item Reviewed: Papá: Gracias por compartir conmigo la pasión al deporte Rating: 5 Reviewed By: Monica Vidal
    Scroll to Top