• Latest News

    jueves, 16 de abril de 2015

    Lazos de sangre... y fútbol


    Ronald y Frank de Boer (Ecuagol)
    Una de las experiencias más bonita en la historia de un jugador de fútbol debe ser la de jugar con tu hermano. A alguien que te conoce a la perfección y que quiere tu bien, siempre lo vas a querer a tu lado en el campo. Por la historia del fútbol han pasado muchos hermanos que no siempre han seguido la misma trayectoria, normalmente uno tuvieron más éxito que otros.



    Para empezar a enumerar a algunos de los más destacados encontramos a los hermanos de Boer, un central (Frank) y interior o extremo (Ronald). Ambos alcanzaron la gloria con el Ajax, ganando todo lo que se podía ganar en Europa, luego continuaron su camino en Barcelona, junto a Louis Van Gaal, que formó un club con muchos futbolistas holandeses, como los propios de Boer, Phillip Cocu, Patrick Kluivert... Después de que Ronald se marchase a Escocia, para militar en el Rangers, tardaron cuatro años en volverse a encontrar, cuando Frank dejó el Galatasaray, para jugar junto a su hermano. Después de eso, juntos iniciaron un periplo por Catar que terminaría para Frank en 2006 y para Ronald en 2008. Este ejemplo, nos muestra la de una dupla de hermanos que probaron a mantenerse separados para continuar sus trayectorias, pero comprobaron que disfrutaban más jugando juntos, mano a mano.



    Otra pareja de hermanos, con una historia bastante curiosa son los Boateng. El mayor, Kevin-Prince, decidió representar al país de su padre, Ghana, mientras que Jerome, el país donde se había criado, Alemania. Esto no es algo usual, por lo que su historia ha sido muy comentada después de que ambos se hayan enfrentado dos veces en dos mundiales. Aunque iniciaron juntos su carrera en el Herta de Berlín, pronto se separarían ya que Kevin-Prince aceptó la oferta del Tottenham para jugar la Premier League, y Jerome la del Hamburgo. Nunca han vuelto a coincidir, a pesar de que han pasado por diversos equipos de toda Europa. Jerome, tras su paso por el Manchester City, encontró estabilidad en el Bayern de Múnich, mientras que Kevin-Prince ha viajado entre muchos equipos, estableciéndose actualmente en el Schalke. Durante un tiempo, se habló incluso de que ambos no se hablaban por la entrada de Kevin-Prince sobre Ballack en un Porsmouth-Chelsea que dejó al, en ese momento, capitán de la Mannschaft, sin mundial de Sudáfrica.



    Más jóvenes, son los hermanos Alcántara, canteranos del Barça e hijos de Mazinho, y que juegan ya en la élite del fútbol mundial. Thiago, en el Bayern, y Rafinha, en el Barcelona, son dos futbolistas de corte muy similar que están destinados a ser las manijas del centro del campo en cualquier equipo en el que estén. Este par de hispanobrasileños, han, como los Boateng, decidido jugar por selecciones diferentes: el futbolista del Bayern, decidió formar parte de la selección española absoluta, mientras que la joven promesa del Camp Nou, quiere ser seleccionado por la selección de su padre, Brasil.

    Otro par de jóvenes son los Dos Santos, también salidos de la Masía, Giovani y Jonathan, siguen el ejemplo de los De Boer y, esta temporada defienden el mismo escudo, el del Villareal, aunque el más joven de los hermanos, aún pertenece al FC Barcelona. Giovani, ha pasado ya por varios equipos, mientras que esta es la primera experiencia de Jonathan fuera del club blaugrana.


    • Blogger Comments
    • Facebook Comments
    Item Reviewed: Lazos de sangre... y fútbol Rating: 5 Reviewed By: Juan Meroño García
    Scroll to Top