• Latest News

    viernes, 17 de julio de 2015

    Meditaciones sobre Iker Casillas.

    Mucho se ha escrito sobre Iker Casillas estos días así que comprendería que este tema resulta algo repetitivo y que ya no merece seguir prestarle mas atención de la que ya tiene. Sin embargo creo que es interesante que una persona que no sea simpatizante del Madrid como yo de su opinión sobre esta polémica. Aunque le he admirado como portero, este nunca ha sido mi ídolo, al igual que tampoco se ha convertido en el anti-Cristo en sus últimos años. Casillas ha sido un jugador mas para mi. Enloquecí con sus paradas imposibles y me reí de sus catastróficos fallos, tal y como lo hago con cualquier otro deportista. Lo que quiero decir es que yo con Casillas no tengo un vínculo emocional de ningún tipo, y es por esa razón por la que creo que tanto yo como cualquier otra persona ajena al Real Madrid puede dar un punto de vista alejada de fanatismos que me han hecho escuchar muchas tonterías por parte de ambos bandos. Tras varios años de conflicto, esta son mis reflexiones del "caso Casillas".                

             
    Así habló Zaratustra. Estamos en el ecuador de la temporada 2012-2013. Tras un horrible inicio liguero, el Real Madrid ya se ve sin opciones de ganar la Liga y se centra en las dos competiciones que puede ganar, la Copa y la Champions. Justo antes del parón invernal y de que comenzaran las duras eliminatorias coperas, el técnico del Real Madrid, José Mourinho, hace algo que deja en estado de shock al mundo del fútbol. En una visita a La Rosaleda, el portugués decide que el portero titular será Adán, y no Iker Casillas. El objetivo de Mourinho parece claro, darle un toque de atención al capitán del Madrid. Que los motivos de la suplencia de Casillas fuera su estado de forma o las supuestas filtraciones carecen de importancia, pero como se vio poco después, para Mourinho Casillas seguía siendo el guardameta titular cuando lo puso en el once inicial de la primera final de la temporada: la eliminatoria de Copa contra el Valencia. Como si de una broma del destino se tratase, Casillas se lesionó en esa precisa eliminatoria y el Madrid tuvo que buscar un nuevo portero demostrando así que las opciones de que Adán le quitara el puesto a Casillas eran realmente nulas. El elegido fue Diego López, el cual se había quedado sorprendentemente sin hueco en el Sevilla. Mourinho por fin tenía lo que tantos años había pedido, un segundo portero de garantías. La llegada del gallego provocó dudas. Si era suplente en el Sevilla, ¿como iba a ser titular en el Madrid? En el tiempo en el que Casillas estuvo de baja el Madrid se enfrentó al Barcelona en Copa y al United en Champions. El Madrid se llevó ambas eliminatorias con un papel destacado de Diego López (el propio Ferguson declaró que Casillas no habría parado lo que paró Diego) y el público empezó a preguntarse quien sería el portero titular cuando Casillas regresase. 

    Curiosamente podríamos decir que Diego López tiene algunas de las cualidades que Casillas nunca tuvo y fue entonces cuando gran parte de la afición se dio cuenta de que Casillas no era perfecto. ¿Por qué el Madrid tenía que perder la pelota cada vez que Iker sacaba de puerta? ¿Por qué uno de los mejores equipos del mundo tenía que temblar cada vez que su portero salía en un córner? Que Casillas tenía que jugar por obligación parecía obligatorio porque no había otro, pero ahora si que lo había. Dios había muerto. Este debate podría haberse realizado de una forma normal, tal y como ha ocurrido con todos los jugadores veteranos que poco a poco van perdiendo calidad. El problema es que en esta ecuación había un tercer elemento, José Mourinho. Si el madridismo ya estaba dividido entre los seguidores del técnico y sus detractores, lo sucedido en el final de su etapa fue la gota que colmó el vaso. Para algunos Dios efectivamente había muerto, pero solo para ser sustituido por uno con acento portugués. En el otro extremo que fuera precisamente Mourinho el que pusiera en duda al capitán del Real Madrid tanto dentro como fuera del campo, y lo sustituyese por un portero de tan poco caché, hizo que este se convirtiese en una persona que hacía peligrar del Madrid tal y como lo conocíamos. Y aquí es donde ha estado el problema de todos estos años y que perdura hasta hoy. El debate no es si Casillas es o no el mejor portero para el Madrid. Jamás ha sido esa la cuestión. Desde el comienzo lo que se ha discutido es sobre si Mourinho tenía razón o no. En el fondo Casillas, los valores del Madrid y demás han estado en un segundo plano. En el fondo el madridismo no se ha dividido entre pro-Mourinho/Diego López vs pro-Anti-Mourinho/Casillas. Se ha dividido en radicales que han vivido obsesionados con las opiniones de un entrenadores (ya sea a favor o en contra) y entre aficionados normales que, pudiendo estar de acuerdo o no con las decisiones tomadas, se han comportado como tiene que ser. El problema es que en el periodismo actual viven muchos de esos radicales que lo único que han hecho es enturbiar mas el ambiente. 

    D. M. (Después de Mourinho). La situación en el Real Madrid era insostenible y José Mourinho dejó su lugar a Carlo Ancelotti el cual tomó una decisión sin precedentes: Darle la titularidad en Liga a Diego López y a Casillas en los torneos coperos. Esta estrategia buscaba contentar a ambas partes, pero eso no se consiguió. Cada bando quería ver a su portero en todos los torneos y para ello empezaron a apuntar los aciertos y fallos de cada uno en su libreta. "Diego López falló en la final de Copa". "Casillas se comió los goles con el Dortmund". "El Madrid ha ganado los torneos en los que ha jugado Casillas". "Casillas falló en la final de la Champions". Viendo que esto no llevaba a ningún lado el Madrid cortó por lo sano y Diego López se fue a Milan dejando a Casillas como portero titular indiscutible. Sin embargo, a pesar de que al de Móstoles se le miraba con mas lupa que nunca, no se podía negar que Casillas estaba peor que nunca. Errores como los del Mundial ante Holanda, el balón que se le cuela por debajo del cuerpo en el derbi contra el Atleti, su falta de saque contra la Juventus,....Ya no solo estaba fallando en las cosas que se le daban mal. Es muy posible que todo lo sucedido mas la presión añadida fueran demasiado para él, pero estaba claro que Casillas ya no estaba para el primer nivel mundial, por lo que el Madrid empezó a buscar a un portero titular para la siguiente campaña. 

    Lisboa fue el momento. Una de las cosas que mas me ha molestado son las continuas comparaciones entre las despedidas de Casillas y las de Xavi y Gerrard. En la primera, Casillas compareció solo ante la prensa (por decisión propia, así que no culpen al club de ello) mientras que los otros dos recibieron un baño de multitudes en su estadio. Pero es que hay una pequeña diferencia, y es que estos anunciaron su marcha meses antes que la temporada acabase y sus despedidas se produjeron después de la disputa de un partido liguero. Casillas anunció su marcha en mitad del mercado de fichajes teniendo que irse inmediatamente con su nuevo equipo, ¿cómo va a tener el mismo tipo de despedida? Hay que recordar que Xavi estuvo a punto de irse del Barça de la misma forma que Casillas el año pasado. Es que es una situación tan normal que no entiendo la polémica. Para que el Madrid pudiera homenajear a Casillas en mitad del verano al estilo Liverpool con Gerrard, tendrían que haber avisado con días antes, abrir las puertas del campo de forma gratuita, y aún así tendrían dificultades para llenar el estadio. Ningún equipo del mundo haría eso. Además, de que ya se ha anunciado de que Casillas tendrá su despedida con el Bernabéu a rebosar, en un partido con el Porto, al contrario que leyendas como Raúl que tuvieron que esperar años para recibirlo. A Casillas le han pagado gran parte de su ficha, le han ofrecido despedirse como él quisiera y le van a montar un partido homenaje el mes que viene. No voy a poner al Madrid como una hermana de la caridad ya que obviamente se querían quitar a Casillas de encima como fuera, pero realmente no se que ha podido hacer mas. Igualmente, no puedo evitar pensar que si Casillas hubiera anunciado su marche el año pasado, tras la consecución de la Champions, su marcha no habría llegado a este punto tan desagradable. Él se la jugó con otro año en la élite y perdió. 

    La entrevista. Poco voy a hablar de la entrevista a los padres de Casillas publicada en El Mundo (aunque era mas bien digna de El Mundo Today), pero me veo obligado a hacer una pequeña mención. Realmente no voy a cuestionar la moralidad de los entrevistados porque no los conozco (aunque si podría hablar muy mal del que escribió un artículo tan lamentable), pero no puedo evitar sorprenderme de que después de haber visto lo que le ha pasado a tu hijo, digas en un medio que su futuro equipo es de 2ªB. Siento mis palabras, pero lo que leí es probablemente la mayor mierda que he visto jamás en un periódico. 

    Tu a Oporto, ¿y a Madrid quien? Puede que la prueba definitiva de que Casillas ya no estaba en la élite es que su marcha se ha producido a una liga que se queda fuera del top 5 de las grandes competiciones continentales. Jugará la Champions, pero la Liga Portuguesa no destaca por su competitividad, y a no ser que el Sporting se apunte a la fiesta, la lucha por el título será un desigual Benfica-Porto. En el otro lado el Madrid se ha quedado sin portero (en realidad si tiene, pero parece no tener demasiadas esperanzas en él) y De Gea parece ser el elegido. Al guardameta del United solo le queda un año de contrato, pero los ingleses hábilmente está sabiendo tensar la cuerda. Su nuevo contrato con Adidas y la nueva venta de los derechos televisivos en Inglaterra, hace que el Manchester no necesite vender a De Gea a pesar de que se vaya gratis el año que viene. En cambio el Madrid quiere traer un portero que ilusione a la afición y no la promesa de que este llegara el año que viene, y estas ansias pueden hacer que acabe pagando un precio desmesurado. Por otro lado, Casilla parece que vestirá la camiseta del Madrid esta temporada, lo que también provoca muchas preguntas. ¿Es el plan B a De Gea? ¿Va a ser el suplente de Keylor? ¿Será el segundo portero significando así la marcha de Navas del Madrid? Aquí solo el tiempo contestara.                                                                                                                                                       
    Carlos Arteaga

    Madrileño con espíritu euskaldun. Deportista. Falso torpe. Hablo euskañol.

    Website: YoSíSéDeFútbol: Tu Blog de Fútbol.

    • Blogger Comments
    • Facebook Comments
    Item Reviewed: Meditaciones sobre Iker Casillas. Rating: 5 Reviewed By: Carlos Arteaga
    Scroll to Top