• Latest News

    jueves, 20 de agosto de 2015

    Meditaciones de debacles y resurrecciones.


    Giros que da la vida. La temporada 2014/2015 fue decepcionante para el fútbol inglés. El mal año de los equipos ingleses no solo se reflejó en Europa sino en el propio campeonato domestico en donde el Chelsea ganó el campeonato con suma facilidad y jugando andando en muchos partidos. Aunque el Chelsea no había dado la talla en Europa, Mourinho se vanaglorio del contundente triunfo blue, con un monólogo ridiculizando el fútbol de City, Arsenal y United. En el otro lado Pellegrini parecía estar viviendo uno de los peores momentos de su carrera, e incluso se especuló con la posibilidad de que no acabara la temporada ante el riesgo de que el City se quedara fuera de Champions. En un último arreón final, los citizens lograron la segunda plaza, lo que sirvió (para sorpresa de casi todo el mundo) para que el chileno conservara el puesto una temporada mas. Esto no acabó aquí, y pocos días antes del debut liguero Pellegrini vio como su contrato era ampliado mientras recibía refuerzos del calibre de Sterling en su plantilla. Aunque es sabido por todos que esta puede ser la última temporada de Pellegrini en Inglaterra, los dueños del club han querido crear el clima mas propicio posible para tener una buena temporada, y lo han conseguido...de momento. La verdad es que la victoria del City no me sorprendió. El Chelsea venía de hacer dos partidos muy pobres ante Arsenal y Swansea mientras que el City había demostrado una tremenda pegada contra el West Brom. Ninguno mostró un fútbol de gran nivel en el Etihad, pero la presencia de Agüero fue una pesadilla para Begovic. Fue francamente sorprendente que Mourinho "señalase" a Terry cuando Cahill estaba firmando un partido mucho mas paupérrimo que el de su compatriota. Es cierto que se enfrentaba al Kun, pero Cahill ya falló el año pasado ante Kane y Cavani. Cahill no demuestra seguridad ante los grandes delanteros, y eso es imperdonable si quieres ser titular en un grande. 

    El Chelsea se encuentra en una situación delicada. Los cinco puntos que les separa de los líderes son remontables, pero ya son un lastre importante. Sin embargo, lo mas preocupante de la situación del Chelsea no son los pocos puntos, sino las decisiones de José Mourinho. Siempre he sido un admirador del portugués, pero algunas de las cosas que ha hecho desde enero carecen de sentido para mí. La marcha de Schürrle (cuando este había sido un excelente jugador número doce) y la de Salah (cuando apenas había sido utilizado) para traer a Cuadrado me pareció desde el principio una horrenda decisión, y el tiempo me ha dado la razón ya que el Chelsea ha perdido a dos fantásticos jugadores para traer a uno con el que Mourinho ya no cuenta para nada en menos siete meses. La apuesta por Falcao podría haber sido interesante, pero teniendo a Costa en un estado anímico-físico tan preocupante, tal vez un delantero mas convencido de si mismo hubiera sido una mejor idea. Ahora Mourinho debe lidiar con la crisis de Falcao y Costa a la vez mientras su equipo carece de gol. Para colmo, los fichajes de los colombianos, aparte de decepcionantes, no solucionan el hecho de que la plantilla es corta. El Chelsea necesita un central y un centrocampista como el comer, contando ya los fichajes Babá y Pedro (aún sin confirmar a la hora de escribir esto). Para echar mas leña al fuego, el propio portugués se mete en fregados que ni le van ni le vienen. Aunque la reacción de la prensa fue sobredramatizada, la inclusión de Casillas en su análisis económico-cultural de Portugal en una entrevista, o llamar gordo a Benítez, no vino a cuento, al igual que su actual guerra con el equipo médico, la cual se podía (y se debería) llevar fuera del alcance de los micrófonos. Me choca ver este comportamiento en un hombre que se había caracterizado por controlar tan bien lo que sucede tanto dentro como fuera del campo. ¿Estaremos viendo el comienzo del fin de José Mourinho o es solo una mala racha? 

    Boring United and Boring Liverpool. Otros que quieren resarcirse tras la temporada pasada son Liverpool y Manchester. Ambos gastaron millonadas por crear equipos competitivos y no estuvieron ni remotamente cerca de ganar el título (el Liverpool ni siquiera entró en Champions) por lo que este año han tratado de solucionarlo...gastando mas dinero. Aunque dicho sea de paso, los fichajes de ambos conjuntos se antojan mas interesantes que los del año pasado y para alegría de ambas aficiones los resultados llevan acompañando desde el principio. Sin embargo en cuanto a fútbol el resultado está siendo muy pobre. Entre ambos conjuntos suman 4 goles en cuatro partidos, y es que ambos han ganado sus partidos por 1-0. Ojo, soy el primero que defiende que ganar 1-0 vale lo mismo que 7-0, es decir, 3 puntos, pero siempre que se haga bajo unas ideas de juego, y yo a día de hoy no se a que juegan ni Liverpool ni United. Vamos que si estos equipos tienen 6 puntos se deben a pequeños detalles como el golazo de Coutinho salido de la nada en Stoke, o por el gol en propia puerta de Walker, no por el gran trabajo táctico realizado. Pero, ¿es todo malo? Bueno, en el Liverpool está situación está mas o menos justificada. Sin Sterling ni Gerrard, el equipo se ha quedado sin un líder, por lo que hasta que Coutinho se adapte a ese rol, y Benteke afine puntería, los de Anfield pueden darse por satisfechos de momento. El United por otro lado ha mostrado de momento una buena seguridad atrás. Hay que recordar que los de Van Gaal perdieron muchos puntos contra equipos menores el año pasado, y los que no perdió fue gracias a un tal De Gea que ahora está en las gradas de Old Trafford. Además, algunos de sus fichajes parecen prometedores, y si cumplen las expectativas, tendrán que mejorar su juego a la fuerza. 

    Casi 30 años planeándolo. 31 años después, el Athletic volvió a lograr un título oficial. Que la Supercopa sea un torneo menor fue compensado con el histórico 4-0 que los leones lograron en San Mamés sobre el actual campeón de Europa, lo cual quedara en nuestra retina por muchos años. Sin duda este triunfo motivara a un Athletic, que sin demasiados refuerzos, luchara por entrar en Europa por tercer año consecutivo (algo que no ocurre desde 1987), y hacerse fuerte en los torneos de eliminatorias. Poco mas puedo decir del brillante papel del Athletic, y de Aduriz en particular (el cual mejora con los años), por lo que me voy a centrar en algo que me ha hecho mucha gracia y es que tras la polémica del partido de vuelta, muchos aficionados (evidentemente no del Athletic) empezaron a hablar de esas supuestas ayudas que los bilbaínos reciben porque Villar es el presidente de la FEF. Sinceramente, me resulta muy gracioso imaginarme a un Villar, al poco de convertirse en presidente hace casi 30 años, elaborando un cuidadoso plan con el que el Athletic acabaría proclamándose campeón de la Supercopa (no de Copa a pesar de que es un título mas importante) en el 2015. Sin duda el Barcelona no pudo luchar contra eso y el 5-1 global es completamente falso. 

    ¿No hay fechas? Siempre que en nuestra Liga se hace una chapuza uno llega a pensar "bueno, ya está, no se pueden superar". Pero lo hacen, y esta vez ha sido con el cambio de fechas en el calendario. Para resumir la situación, a falta de tres días para iniciar el campeonato, se anuncio que la jornada del 3 de enero pasaba al 30-31 de diciembre. ¿Por qué? Para que el campeonato acabe antes y que así los jugadores se preparen para encarar la Eurocopa y la Copa América. La idea no tiene porque ser mala, pero a un servidor le cuesta comprender como después de tener todo un verano (y todo el año pasado, que la Eurocopa lleva programada desde hace años, tampoco les ha pillado por sorpresa) para hablar con los clubes y llegar a la mejor solución posible, se saquen esto de la noche a la mañana. Pero sin duda, lo que mas gracia me ha hecho es la excusa de que no hay fechas libres, y la única manera de adelantar el calendario era jugando el 30-31 de diciembre. Bueno, ¿y que tal la posibilidad de que en España se juegue la Copa a partido único como en el resto de ligas importantes? De esta manera tendríamos cerca de cuatro semanas libres para poner partidos entre semana. Pero supongo que es de vital importancia que el Real Madrid y el Alcoyano tengan un duelo a doble partido. 

    Todos contra el Bayern. La Bundesliga ha comenzado, y aunque de nuevo parece que el Bayern va a salir campeón con facilidad, esta primera jornada nos ha hecho ilusionarnos con vivir una situación diferente. La masacre que vivió el Gladbach en Dortmund fue totalmente inesperada ya que pocos esperaban que Tuchel lograra sacar el mejor rendimiento de sus jugadores tan pronto. El Schalke también sorprendió con una contundente victoria ante el Werder Bremen, mientras que el Leverkusen y el Wolfsburgo ganaron con triunfos mas ajustados. Lo del Wolfsburgo fue mas decepcionante ya que se la ha señalado como la gran esperanza para romper la hegemonía bávara, pero los lobos pasaron muchos apuros ante el Eintracht en su propio estadio, y que estuvo marcado por el horrible partido de De Bruyne. Ahora que parece que la situación del belga se ha aclarado, veremos si recupera la calidad que todos le conocemos. De momento hay que ver el lado bueno, y es que los cinco grandes alemanes han sacado los tres puntos, lo que deja ajustada la cabeza al menos durante una semana.
    Carlos Arteaga

    Madrileño con espíritu euskaldun. Deportista. Falso torpe. Hablo euskañol.

    Website: YoSíSéDeFútbol: Tu Blog de Fútbol.

    • Blogger Comments
    • Facebook Comments
    Item Reviewed: Meditaciones de debacles y resurrecciones. Rating: 5 Reviewed By: Carlos Arteaga
    Scroll to Top