Uno de los valores más importantes sin duda es la educación. Todo padre o madre quiere que su hijo sea educado y trate a los demás con respeto. Tanto la familia como el colegio son dos pilares para que el niño o la niña adquiera una debida educación. También el fútbol formativo puede ser un buena fuente donde adquirir valores tan fundamentales en la niñez como la disciplina, el compañerismo o el respeto. Para que todo esto ocurra, es vital que el entrenador sea una persona bien formada. Estamos acostumbrados a ver como ocurren algunos incidentes lamentables en los campos de fútbol donde juegan niños. Esto se podría solucionar si a estos equipos lo dirigieran entrenadores titulados, ya que tienen una buena formación y ejercen también como educadores en los niños y niñas. Muchos factores intervienen en la educación de nuestros hijos e hijas y por mucho que nos esforcemos nada garantiza el éxito. Pero si es verdad que el fútbol es un gran medio para aprender, ademas los niños y niñas se divierten porque están jugando.

   Recomendaría a todo padre y madre que su niños practicará deporte (fútbol en este caso), es saludable y se aprende mucho, pero eso si en club donde el personal este bien formado. Aunque la responsabilidad no debe caer solo en profesores y entrenadores, lo padres son fundamentales y son el espejo donde se mirarán sus hijos.