FOTO: Juan Catalán/VCFF

Este domingo, a las 12h en Zaragoza, CD Transportes Alcaine – VCF Femenino

Dicen que no hay imposibles para aquellos que siempre están dispuestos a atreverse a dejar atrás todo lo negativo para ponerse manos a la obra en superar los obstáculos. Pues bien, el VCF Femenino está dispuesto a hacer borrón y cuenta nueva para resurgir con más fuerza que nunca y lo hará tratando de mostrar su versión más óptima ante el CD Transportes Alcaine este domingo, 18 de octubre de 2015, a las 12h en el Estadio Pedro Sancho de Zaragoza, en encuentro correspondiente a la sexta jornada de Liga.
Tras la derrota (1-2) en la Ciudad Deportiva Valencia CF ante la Real Sociedad en la jornada anterior, las valencianistas son décimo terceras con tres puntos (a falta de acabar de disputar el encuentro frente al CD Santa Teresa, suspendido debido a circunstancias metereológicas); una posición que no gusta nada pues la plantilla goza de una calidad excepcional y puede pelear por estar en la parte alta de la tabla.
Por su parte, el conjunto aragonés, sexto con nueve puntos, recibe la visita de las de Cristian Toro con la confianza por las nubes tras haber logrado tres victorias en Liga, aunque bien es cierto que en el último partido sufrieron una dura goleada (6-0) por parte del FC Barcelona. Enfrentarse al CD Transportes Alcaine en su estadio es siempre un desplazamiento complicado. Las blanquinegras deberán asumir el reto y superarlo con éxito.
Si echamos la vista atrás, los precedentes no son precisamente positivos en las salidas a Zaragoza, hecho que no significa que no pueda cambiarse la dinámica. En la temporada 2014.15, las nuestras no pudieron pasar del empate sin goles ante las aragonesas, mismo resultado que se dio en la campaña 2013.14 también en su feudo. Mientras que en la vuelta de la 2014.15, las valencianistas se impusieron (2-1) gracias a los tantos de Mari Paz Vilas y Carol Férez.
Salomé Navalón, defensa del VCF Femenino, analiza el desplazamiento a Zaragoza: “A priori es cierto que los resultados no nos están acompañando y también es cierto que influye dentro del vestuario, pero positivamente. Si hay algo que caracteriza a este equipo es que frente a cada obstáculo nos mantenemos más unidas y más convencidas de lo que podemos lograr siendo sólidas y permaneciendo unidas como cada año. La mala racha que estamos teniendo nos hace tener más ganas de cambiarla y la única forma de lograrlo es permanecer juntas y luchar por el mismo objetivo, que es sumar los tres puntos en Zaragoza”.